Irene Cruz

Aus heiterem Himmel Nacht, 26/09/2014

Descargar Dossier

Con su trabajo audiovisual y con las palabras que lo presentan, Irene Cruz nos
invita a pensar en nuestras propias fronteras vitales, a sumergirnos en los peligrosos
territorios inexplorados de los límites entre la oscuridad y la luz, a viajar con ella esos
pocos instantes durante los cuales el día se siente más poderoso porque ya se está
convirtiendo inexorablemente en misteriosa noche. Nos invita a cruzar las fronteras
que se encuentran entre lo mágico y lo real; entre lo visto y lo intuido; entre el movimiento
continuo del río y la quietud fortalecedora del bosque; entre el fluir visible del
columpio infantil y el inadvertido fantasma de lo que no podemos ver ni sentir: de lo
invisible que se escapa al cuadro y al encuadre.
Como si se tratara de un verso lorquiano, las fotos y los vídeos de Irene Cruz se
debaten en “un deseo de formas y límites que nos ganan”. Pero al mismo tiempo –y
también Lorca lo cantaba- las imágenes de Irene desbordan la realidad apostando
por un cuidado naturalismo cuando “desnuda la montaña de la niebla impresionista”.
Un naturalismo descarnado y poético; barroco y neblinoso. Un naturalismo filtrado
por la metafísica visual de Lars Von Trier y la visualidad poética de Terence Malick.
Un naturalismo que, como apuntaba Emile Zola, puede no necesitar ir más allá de
un fragmento de la naturaleza vista a través de un temperamento. Y el temperamento
artístico de Irene Cruz es como un yunque que aguanta el martilleo de la
realidad y convierte el tremendo sonido del entrechocar de los hierros en suaves
gritos de irrealidad y de vacíos existenciales.
Salvador Dalí, en su lúcida y disparatada locura, se jactaba de su especial naturalismo
cuando señalaba: “Pinto descalzo, me gusta sentir la tierra bien cerca de mis
‘dos’ pies”. Irene Cruz fotografía descalza, siente descalza la húmeda tierra del
bosque, crea descalza porque le gusta volar por la naturaleza en esa “hora bruja”
del atardecer tardío o del anochecer temprano. Volar, fluir, vivir y saltar. Para caer de
nuevo pesadamente en la tierra real; para sentir en sus pies la humedad de la neblina
que ya no es naturalista porque se ha convertido en poesía romántica alemana.
Cayendo en la tierra mojada y fría, con su eterna descalcez (no se si existe esa
palabra, pero significa… y mucho) y con su entrañable mirada de niña desconcertada
que busca y busca en el bosque ya oscuro, porque sabe que sólo buscando es
posible encontrar, aunque ya no haya luz.
Buscando y equivocándose. Buscando y distrayendo la mirada. Cometiendo
errores y aprendiendo de ellos. Borrando en su pizarra digital para volver a re-escribir
la vida con su lápiz analógico; muriendo para volver a revivir; con más fuerza, con
mayor poderío; con la sabiduría del artista que comparte con Baruch Spinoza ese
sentido monista de entender la naturaleza como si fuera Dios y a Dios como si formara
parte de esa naturaleza que nos atrapa, que nos fascina, que nos engulle…
Que nos devora y que nos hace pensar en lo corpóreo y pesado como si
formara parte del alma y del vuelo y en el alma como si fuese ese cuerpo del que
no podemos evadirnos y que nos hace caer de nuevo en la tierra.
Eduardo Rodríguez Merchán

Volver

 Irene Cruz

197-01/12.GAMAD.2775

150 x 100 cm.

Nebel 01

 Irene Cruz

197-02/12.GAMAD.2776

100 x 70 cm.

Nebel 02

 Irene Cruz

197-03/12.GAMAD.2777

70 x 50 cm.

Nebel 03

 Irene Cruz

197-04/12.GAMAD.2778

70 x 50 cm.

Nebel 04

 Irene Cruz

197-05/12.GAMAD.2779

30 x 40 cm.

Nebel 05

 Irene Cruz

197-06/12.GAMAD.2780

30 x 40 cm.

Nebel 06

 Irene Cruz

197-07/12.GAMAD.2781

30 x 40 cm.

Nebel 07

 Irene Cruz

197-08/12.GAMAD.2782

30 x 40 cm.

Nebel 10

 Irene Cruz

197-09/12.GAMAD.2783

Papel fotográfico RC sobre madera DM y cristal de museo.

30 x 40 cm.

Nebel 11

 Irene Cruz

197-10/12.GAMAD.2784

Papel fotográfico RC sobre madera DM y cristal de museo.

30 x 40 cm.

Nebel 12

 Irene Cruz

197-11/12.GAMAD.2785

Papel fotográfico RC sobre madera DM y cristal de museo.

70 x 50 cm.

Nebel 15

 Irene Cruz

197-12/12.GAMAD.2786

Papel fotográfico RC sobre madera DM y cristal de museo.

70 x 50 cm.

Nebel 17